Miguel Salazar, un profesor que descubrió su talento en las aulas

DEDICADO• Miguel Ángel Salazar está casado con Fanny Justiniano, con quien tiene dos hijos, Kelsy y Miguelito. También colabora a su esposa que es miembro de la Federación de Comparsas Carnavaleras de las Ciudadelas (Feccci) en todas sus actividades

Hace 24 años que ejerce la docencia, le encanta que sus clases sean participativas, por lo que está ansioso para que la educación vuelva a la modalidad presencial.

Carismático, divertido y franco. Así se define Miguel Ángel ‘Chulo’ Salazar Flores (43), que en 1996 ingresa a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) a estudiar Administración de Empresas, cursaba ya el séptimo semestre cuando se encuentra por casualidad con Julián Yucra, director del colegio Pedro Áñez, de la Pampa de la Isla, quien le pide que reemplace a una profesora que estaba enferma y dudándolo mucho, finalmente le acepta, siendo su desempeño del agrado de la directiva, luego su  tía Dalcy Salazar, profesora del mismo establecimiento tenía que dar a luz a su hijo y le pide que la reemplace también en la unidad educativa Nacional Beneméritos de la Patria en Cotoca. De esta manera le fue gustando la docencia y descubrió su talento por la educación en las mismas aulas.

Miguel es bachiller del colegio Nuevo Amanecer, de la Pampa, estudió en la Normal Enrique Finot para profesor de Biología con especialidad en Física, Química y Botánica, luego realizó su licenciatura en Educación, dejando sus estudios de Administración de Empresas, pero en un futuro no descarta retomar. 

El profesor es un ejemplo de superación, cuando era joven vendió durante diez años gasolina en la Estación de Servicios La Pascana, así costeaba los gastos de sus estudios. “Cuando me invitaron para ser profesor interino mi primera boleta llegó con un pago de Bs 191, hace 24 años, más ganaba en el surtidor, pero la satisfacción de enseñar no tiene precio”, recordó el educador que cuando le llegó su ítem como profesor profesional aumentó su salario y dada su capacidad para enseñar también trabajó en colegios privados de prestigios.

Han pasado 24 años que sin pensarlo Miguel Salazar asumió el reto de ser profesor, empezó enseñando Matemáticas y en la actualidad enseña Química y Física en el colegio Pedro Áñez. 

Respecto a la pandemia el profesor Miguel está preocupado porque no es lo mismo pasar clases por una pantalla de una computadora o un celular, los estudiantes necesitan interactuar y relacionarse es parte del proceso enseñanza-aprendizaje, como también un área es el hacer y como profesor me gusta que los alumnos trabajen en el aula. 

Banner pie de pagina