spot_img
sábado ,18 mayo, 2024
33 C
Santa Cruz de la Sierra
More

    ¿Dónde comienza la educación?

    - Advertisement -

    En el hogar es donde tiene que empezar la educación del niño. Allí está su primera escuela. Allí, con sus padres como maestros debe aprender las lecciones que han de guiarlo a través de la vida: lecciones de respeto, obediencia, reverencia y dominio propio. Las influencias educativas del hogar son un poder decidido para el bien o para el mal. 

    Consejos para 

    los maestros, padres,

     y alumnos

    Si bien es cierto en la actualidad la educación de los hijos ha sido delegada a terceros, hay pocos padres de familia que asumen con responsabilidad ese reto, las necesidades económicas han hecho que los padres se vean obligados a salir de casa dejando a sus hijos con otras personas y en muchos casos aún estando en casa dejan que la tecnología se encargue de educarlos.

    Si por casualidad tienen la oportunidad de conversar con alguien que está en las calles o en la cárcel, en su mayoría fue el abandono de los padres que los llevaron a tomar decisiones de entrar en el mundo de las drogas y el alcohol, porque no tuvieron amor o porque los padres no estuvieron presentes cuando ellos los necesitaban, también hay muchos que fueron criados por tíos, abuelos y otras personas que no fueron los padres y el interés de educarlos no fue a cabalidad. 

    Esto no significa que los terceros mencionados no tienen la capacidad para educar, hay muchos que lo hicieron muy bien.

    Cuántos niños a corta edad tienen celulares o Tablet para distraerse, los padres se jactan con orgullo que a sus  pequeños le hayan dado estos artefactos y que manejan bien las redes sociales o buscan con perfección videos que quieren ver, la educación de nuestros niños debería ser nuestra prioridad especialmente en los primeros años de vida, hay una frase muy conocida por este personaje revolucionario que contribuyó con la estabilidad política de Francia:“La educación de un niño comienza 20 años antes de su nacimiento con la educación de sus padres”. Napoleón Bonaparte

    Quizás muchos difieran con esta frase porque no la logran entender; sin embargo, es importante saber que si nuestros padres no nos dieron una buena educación, no significa que no estamos aptos para ser padres, sino más bien podemos cambiar ese hilo conductor y mejorarlo con nuestros hijos.

    Y entonces ¿Por qué decimos que la primera educación viene de casa? ¿Qué lecciones de vida deben aprender nuestros hijos en el hogar para enfrentar afuera? ¿Qué se debe aprender en casa y qué en la escuela?

    Las respuesta es simple, pero el trabajo es arduo; nuestros niños deben aprender en el hogar las lecciones de: saludar, dar las gracias, pedir por favor, a ser respetuoso con sus semejantes, ser limpios, tener dominio propio, ser correctos, puntuales, honestos, a no hablar groserías, pedir permiso, ser solidarios, respetar reglas usos y costumbres, comer bien, no tomar cosas de los demás, etc. Todas estas lecciones deben ser enseñadas en casa con ternura, amor, paciencia y sabiduría. Dedicando tiempo para responder preguntas que quizás ellos no entiendan y dar las razones de las consecuencias que pueden ocasionar si éstas lecciones no las aplicamos fuera de casa.

    No podemos separar lo que se aprende en casa con lo que se aprende en la escuela, van de la mano, lo que se aprende en casa es lo que se reforzará en la escuela, los maestros son los encargados de enseñar las ciencias, lenguaje, historia, matemáticas, tecnología, etc. ¿Qué sucede si el hogar fracasa en la educación de sus hijos? Tampoco esperen que la escuela llene esos baches que han dejado los padres y que haga ese trabajo, pero sí, en la escuela se refuerza y se enseña lo que no aprendieron en casa.

    ¿Cuántos niños llegan tarde a la escuela y si ven cerradas las puertas los padres son los que se enojan, cuando en realidad es responsabilidad del padre que el niño llegue a tiempo porque le están enseñando esa lección para su vida?

    ¿Cuántos niños hacen bullying en la escuela a sus compañeros porque no aprendieron a respetar a sus semejantes y no se le enseñó el amor al prójimo?

    La educación de la escuela debe ir de la mano con la educación del hogar, los padres y los maestros deben remar hacia la misma dirección, es un trabajo mancomunado que no solamente en la escuela se debe enseñar lecciones e instrucciones de conocimientos, sino también que se debe dar el tiempo necesario para enseñar lecciones de vida.

    La “educación” significa más que un curso de estudios. La educación comienza cuando el niño está en los brazos de su madre. Mientras la madre moldea y forma el carácter de sus hijos, los está educando” (Conducción del niño, p. 26.)

    La educación de nuestros hijos dentro de la casa es una tarea muy difícil porque cada niño nace con su carácter, sin embargo, con cariño y amor se puede ir moldeando a la manera que nosotros queremos que en el futuro nuestro hijo se desenvuelva en la sociedad.

    En este tiempo en que ya estamos a punto de comenzar las labores escolares, tomen en cuenta que los niños salen a enfrentar con otros cada día y tienen que aprender a convivir con sus semejantes dentro de un aula y la armonía que ellos irradien e impartan pueden ser modelos a seguir, la educación de nuestros hijos no acaba cuando se casan o son profesionales la educación de nuestros hijos acaba cuando los padres dejan de existir. 

    Preparemos a nuestros hijos en casa para que sean la sociedad del futuro, insistamos en las lecciones de vida que se aprenden allí y en el futuro nos sentiremos orgullosos de los hombres y mujeres que formamos, no olvidemos este versículo de la Biblia que dice: “Instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Prov. 22:6.

    Latest Posts

    Publicidad

    Más noticias

    Publicidadspot_img