spot_img
martes ,5 marzo, 2024
33 C
Santa Cruz de la Sierra
More

    Elvio Pinaya, un corazón solidario

    - Advertisement -

    Elvio Pinaya Jorge sacó a relucir su espíritu solidario en Cotoca y sus comunidades al ayudar a miles de familias con víveres y material de bioseguridad en la fase más crítica de la cuarentena por el coronavirus.
    Desde el 28 de marzo, Pinaya salió a las calles del área urbana y rural de Cotoca en compañía de su equipo logístico, con la misión de llevar alimento y medicamentos a las familias de escasos recursos económicos. El combo consistía en productos básicos de la canasta familiar, además de carne, pollo, queso, leche y pan.
    “Se armó cuadrantes en el área urbana y se trató de llegar a todas las comunidades. La situación se agravó en el transcurso de la pandemia, nosotros sufrimos al igual que la gente a medida que avanzaba el virus”, relató Pinaya.

    Elvio Pinaya Jorge tiene 55 años y está casado con Luisa Becerra, con quien procreó cuatro hijas: Yamile, Denisse, María Fernanda y Fabiana. Es abuelo de Fabián y Danita.
    Pinaya considera que la religión es fundamental para que haya moral en la sociedad, además confesó que cree en los astros al argumentar que son los que brindan energía a los seres humanos.
    Se definió como un hombre trabajador, honesto y desprendido. Es hijo de Vicenta Jorge (+), a quien recuerda como una mujer emprendedora que se ganaba la vida el día a día con esfuerzo y perseverancia.


    Esta labor solidaria se efectuó durante cuatro meses consecutivos, incluyendo los fines de semana, según contó el empresario, que destacó la predisposición de las personas de buen corazón que se sumaron a esta campaña (José Luis Roca, Rudy Almanza, Juan Carlos Gutiérrez, Herman Álvarez, Javier Zúñiga, Shirley Farell y familia Pinaya Jorge).
    “El pueblo va a juzgar, no sé hasta donde las autoridades de Cotoca ayudaron a la población. Nosotros realizamos una labor solidaria sin el ánimo de hacer política, hicimos un esfuerzo para llegar hasta el último rincón de Cotoca”, agregó Pinaya.
    Entre muchas historias que sucedieron durante la entrega de alimentos, Pinaya y su equipo de colaboradores llegaron con víveres de manera oportuna a una casa en la que se estaba a punto de cocinar una comadreja (carachupa) en vista de que la canasta familiar ya se había agotado. “Muchas gracias al señor Elvio Pinaya por su colaboración en estos tiempos difíciles. Dios le devuelva el doble de lo que entrega a los más necesitados”, dijo el jefe de familia.
    “En algún momento mi familia estuvo en desacuerdo por el trabajo que realizaba, ya que corría el riesgo de contagiarme, pese a ello decidimos continuar porque la necesidad de la gente era muy grande, además las bendiciones que recibimos de ellos nos dio el impulso para seguir adelante”, enfatizó Pinaya Jorge, quien después de la flexibilización de la cuarentena siguió apoyando en las ollas comunes.

    Latest Posts

    Publicidad

    Más noticias

    Publicidadspot_img