spot_img
martes ,5 marzo, 2024
33 C
Santa Cruz de la Sierra
More

    La letalidad de la pandemia para la educación

    - Advertisement -

    Isabel Vargas
    Docente

    Desde la llegada de la pandemia a Bolivia, para los estudiantes, estudiar por dos gestiones sin contar con clases presenciales ha sido letal y todo un reto, por las carencias económicas de las familias de quienes sus hijos asisten a las unidades educativas fiscales, que en Bolivia son el 88%.
    En Santa Cruz, la realidad fue la misma, más del 50% de los niños y jóvenes no contaban con un dispositivo electrónico, ni accedían a la Red que les permitiera conectarse a las clases virtuales; a pesar de esa realidad, el proceso educativo tuvo que continuar.
    Con un año escolar clausurado con anticipación y otra improvisada de manera virtual, donde los maestros hicieron lo mejor que pudieron, pero los llamados a dar respuesta y solución para que los estudiantes accedan a la educación, no hicieron lo suficiente para cumplir con los mandatos constitucionales: “Toda persona tiene derecho a recibir educación en todos los niveles de manera gratuita…” y “La educación constituye una función suprema y primera responsabilidad financiera del Estado…”
    Creo que en el mundo nadie estaba preparado para afrontar lo que el Covid traía consigo, pero la forma de organizarse y pensar que la educación es esencial y prioritario en la vida de un ser humano; hizo que las sociedades organizadas dieron respuesta inmediata para que sus comunidades estudiantiles accedan a la educación.
    En nuestra realidad nadie se compromete, ni dice esta boca es mía, no existen soluciones de fondo. Muchas veces, como autoridad de una unidad educativa fiscal, me amargué porque cuando ingresaba a las clases virtuales de los maestros, sólo veía el 30% o 40% de los estudiantes conectados, el resto no lo hacía porque no tenían “megas”; me he preguntado qué va a ser de estos estudiantes, cuál es su futuro o qué les espera en la vida.
    Como los estudiantes compraban Bs 2 de “megas” que les permitía conectarse, debido a las promociones de las empresas que ofrecen este servicio, por dos horas, ellos priorizaban las áreas de saberes y conocimientos como Matemática, Física y Química y algunas veces Lenguaje y Ciencias Sociales, dejando a un lado la música el deporte y las artes considerando que no son importantes para su vida. La pandemia ha complicado la vida de todos por un lado las autoridades porque no saben qué hacer, ven con ojo miope y todo está bien para ellos; los estudiantes han cambiado su forma de estudiar, extrañan a sus compañeros a sus maestros, la interacción era vital para sus vidas; este hecho, de aquí a un par de años tendrá repercusiones en sus vidas, no sólo económica, sino también en la parte socioafectiva, es posible que tengamos una sociedad virtualizada, que no conversará, ni escuchará.
    Los maestros también sintieron el efecto porque tuvieron que aprender nuevamente, pero no sólo fue ese el problema, toda la carga recayó sobre ellos. Las Resoluciones y Normas emanadas de las autoridades correspondientes ordenaban que el maestro tenía que buscar al estudiante, reforzar y recontra reforzar el avance curricular, cuando muchos estudiantes decidieron abandonar el colegio, los smaestros hicieron lo que pudieron para evitar la deserción escolar, pero no se pudo.
    Inclusive los padres de familia consideraron que en las clases virtuales sus hijos no estaban aprendiendo porque si bien algunos se conectaban, pero la señal se caía o tenía interrupciones constantes, lo que provocaba que las clases no sean efectivas, por lo tanto, abandonaron la escuela y optaron por el trabajo, con el fin de volver este año, porque tenían la esperanza de retornar, por lo menos, a las clases semipresenciales.
    En pocos días volveremos a clases y es una pena porque estamos en la misma situación que cuando se dio la clausura, los estudiantes no tienen los medios para conectarse a las clases virtuales; es posible que los maestros hasta ahora han desarrollado sus capacidades digitales al máximo, al igual que los estudiantes porque ahora es parte de su vocabulario la palabra plataforma, googlear y otros, pero no ayudará si no se democratiza la educación, haciendo que llegue a los sectores más vulnerables.
    En las unidades educativas fiscales las familias en su mayoría están compuestas por tres, cuatro, cinco o más hijos, donde los padres tienen trabajos informales, es difícil exigirles, en estas condiciones, que proporcionen un dispositivo a cada hijo, los niños se ven en la obligación de pasar clases por turno, esta situación genera la deserción escolar y frustración para los niños que tal vez querían continuar.
    Cuando se daban las clases presenciales, el padre dejaba a sus hijos en la escuela y sabía que pasaba clases y hacía las tareas, pero ahora con el proceso educativo a distancia los progenitores salen a trabajar y con esfuerzo, les dejan a sus hijos dinero para que se compren “megas”; pero los estudiantes antes de usar la conexión para sus clases prefieren los juegos virtuales o las redes sociales, como la mayoría de los estudiantes son nativos digitales, es lógico que se sientan atraídos por lo que ofrece la Red. Esta situación también genera problemas en la educación, porque el maestro tiene que competir con todos estos juegos virtuales, y generar estrategias dinámicas, motivadoras e innovadoras para que el estudiante sienta las clases atrayentes e interesantes y no aburridas de lo contrario, los niños y jóvenes que no tienen un control en casa para apoyar las clases virtuales, por el trabajo de sus padres, ellos dejarán sus clases por los juegos virtuales.
    Ésa es nuestra realidad a la que volvemos este año y pareciera que no hemos aprendido nada, sólo queda dar lo mejor de nosotros, los maestros, quienes al final con todo nuestro esfuerzo, a pesar de la crítica de la sociedad, estaremos desarrollando el proceso educativo y aportando al país con lo que mejor sabemos hacer dinamizar el conocimiento y continuaremos enfrentando los desafíos de la educación en pandemia.

    Latest Posts

    Publicidad

    Más noticias

    Publicidadspot_img