spot_img
miércoles ,22 mayo, 2024
33 C
Santa Cruz de la Sierra
More

    Niños que hacen que el encierro no afecte tanto sus rutinas, hábitos y comportamientos

    - Advertisement -

    La pandemia no solo cambió la vida de los mayores, sino también de los niños que dejaron de asistir al colegio de forma presencial para hacerlo virtual, para los papás y para los niños no fue fácil la etapa de adaptación a una nueva modalidad escolar, fue un gran reto que con paciencia, amor y dedicación muchos han vencido.

    En una vida de alerta sanitaria es muy complicado para los padres tener a los pequeños en casa lejos de la escuela y de las actividades complementarias que realizaban como clases de fútbol, inglés, ballet y gimnasia, entre otras; sin embargo la tecnología y los alcances del internet han sido los mejores aliados para continuar la rutina de los infantes, a quienes el encierro puede afectar su salud mental y estresarlos.
    También realizar actividades como cocinar, hacer un jardín, jugar a la escondida, pintar, bailar y usar las redes de forma responsable puede ayudar a los pequeños a vencer cualquier problema que les puede ocasionar el confinamiento.
    Te presentamos a seis niños que han tratado de vencer el confinamiento y continuar con sus actividades rutinarias desde casa.

    Camila disfruta las clases virtuales y le gusta hacer Tik Tok

    Camila Luzuriaga Robles (9), estudia en el colegio Sor María Cristina Pérez, turno mañana, en el 5to de primaria, pasa clases por Zoom solo 45 minutos de lunes a viernes. “Lo que extraña del colegio son sus amigas, le encantaba ir a clases, es una excelente estudiante, pero siempre tuve quejas de las profesoras por lo mucho que charlaba en clases”, comenta su mamá que está orgullosa de su pequeña porque es obediente, estudiosa, ordenada y responsable con sus tareas.
    Camila hasta el año pasado estudiaba en el colegio San Carlos, donde tuvo un buen avance y rendimiento, hoy en el fiscal está repitiendo lo avanzado en el 4to, por lo que está un poco más relajada y le queda tiempo para hacer Tik Tok, comenta su madre que acompaña de cerca el proceso enseñanza-aprendizaje de Camila, quien sueña con ser doctora. “Al principio no me gustaba que haga Tik Tok, pero si se le enseña a darle un buen uso es provechoso, además tiene que manejar las redes sociales de manera responsable”, comentó la mamá de ‘Cami’.

    ESTUDIOSA• Camila es una niña ordenada y muy limpia, cuando sea grande sueña con ser doctora. Extraña a sus compañeras de su primer colegio

    Adrián está lleno de talento

    Adrián Rojas Roca (13) es estudiante del 2do”B” de secundaria en el colegio Fe y Alegría Santa Cruz de la Sierra, es un niño talentoso, le gusta jugar fútbol es miembro de la escuela deportiva Marcelo Martín, su materia favorita es matemática y le encanta escribir y declamar poesías en los actos cívicos.
    “Es un niño activo y muy divertido, además noble y buen hijo”, comentó su mamá que está orgullosa de la forma de ser de su ejemplar hijo.

    DestacaDo• Adrián Rojas Roca le encanta declamar poesías y jugar fútbol

    Alejandro hace sus primeros garabatos

    Alejandro Mariscal Robles (4) está en prekínder en el centro educativo Ferroviario, pasa clases por Zoom, en la mayoría de las veces solo canta y ve vídeos, aunque su mamá le está enseñando hacer puntos, rayas, bastones y arcos, para prepararlo para la escritura.
    A Alejandro le gusta mucho pintar, en la cuarentena rígida aún no estaba en el prekínder y pasaba mucho tiempo pintando en papel sábana. Es admirador del Hombre Araña y le encanta jugar autos.
    “Ni supo del confinamiento, vive distraído pintando y se viste como el Hombre Araña, le gusta pasar clases porque canta, pero sé que cuando vuelva la modalidad presencial a los niños les costará adaptarse, porque entre 4 y 5 años tienen que aprender a relacionarse con sus compañeros”, manifiesta la mamá del pequeño.

    ENTUSIASTA• Espera con ansias el horario de su clase, para luego dar rienda suelta a su imaginación y creerse el Hombre Araña



    Luciano se prepara en línea para la
    primera comunión

    Luciano Ezequiel Amezquita Rodríguez (11) pasa clases de catecismo en línea para dar su primera comunión, ya que antes de la pandemia lo hacía de forma presencial en la parroquia María Asunta, de la Villa Primero de Mayo.
    Todos los domingos son programadas las clases virtuales con su catequista, el profesor José Abrahan Bedoya Roca y para alegría del pequeño Luciano Ezequiel este año ha empezado a asistir a misa los domingos una vez al mes, donde ve a sus compañeros de curso.
    Luciano Ezequiel está en el sexto de primaria en el colegio Fe y Alegría y pasa clases virtu

    ales todas las mañanas. “No le costó adaptarse a la educación virtual porque maneja muy bien las plataformas educativas de Classroom, Zoom y Telegram”, expresa su madre.
    Al colegial le gusta mucho Matemáticas, Ciencias Naturales y Computación, además se divierte explorando en internet temas relacionados a la naturaleza, cuando sea grande quiere estudiar Informática.
    Otra pasión de Luciano Ezequiel es jugar fútbol, es parte de la escuela deportiva El Crack, donde entrena por las tardes los lunes, miércoles y viernes. “Es tranquilo, juguetón, amiguero, siempre está de buen humor y sonriente, también ayuda en sus ratos libre en los quehaceres de la casa”, comentó su mamá que califica de positiva la experiencia de pasar clases onlínea y aconseja a los papás buscar actividades alternas a las del colegio para que los pequeños no sientan el confinamiento por pandemia.

    ENCANTADOR• Luciano Ezequiel Amezquita es un niño tierno que disfruta de navegar por internet buscando contenidos relacionados a la naturaleza, en grande quiere ser informático

    Julieta sigue su ritmo de vida gracias al
    internet

    Julieta Urzagaste (8) es estudiante del cuarto curso de primaria del colegio Marista, pasa clases virtuales todas las tardes y por las mañanas de 9:00 hasta las 10:00 hace ballet por internet con la profesora Martha Fuentes, una destacada bailarina que antes de la pandemia enseñaba ballet en el CBA.
    A Julieta le encanta el ballet, empezó su aprendizaje a sus tres años en el ballet del CBA, luego en la escuela de danza del colegio Marista, pero, por la pandemia no ha querido soltar su preparación y tomó el curso virtual con su ‘profe’ Martha. A la pequeña le gusta también montar su yegua Elena, a quien alimenta, baña y acaricia. “Lo único que extraño es ir a clases, por suerte mi casa es amplia y puedo jugar con mis hermanos, también manejamos bicicleta y nos vamos al campo en carroza con mis abuelos”, expresó Julieta que trata de conllevar el encierro de la pandemia de la forma más relajada posible, por lo que aconseja a los demás niños hacer cualquier actividad física y continuar con sus proyectos de vida aunque sea por internet.

    CLASES VIRTUALES • Por las mañanas practica ballet y por las tardes pasa clases del colegio. Cuando acabe el colegio Julieta quiere ser doctora con especialidad en ginecología para atender partos o cesáreas

    Fiorella a su corta edad ya sabe de luchas
    y batallas

    Jael Fiorella Valdez Rojas (6) nació con escoliosis congénita (Cuando una o más vértebras de la columna no se forman apropiadamente), enfermedad que le ha impedido el desarrollo correcto de su talla y peso y de no realizarse una cirugía podría afectarle algunos órganos importantes, como el corazón y los pulmones; sin embargo, es hija de Inés Rojas Mancilla (43), una abnegada madre que no ha bajado los brazos nunca y no ha cesado en la búsqueda de una cura para su pequeña, luego de tocar muchas puertas que se le abrían gracias a su fe, esperanza y su deseo sin medida, finalmente toca la puerta que la llevará a la sanación, gracias a una amiga que le pasó el contacto. Así fue como Inés envía a través de la clínica Kamiya la solicitud de atención de Jael Fiorella al hospital Shriners (Estados Unidos), un centro de atención pediátrica que proporciona atención y procedimientos avanzados para afecciones y lesiones ortopédicas y neuromusculoesqueléticas; quemaduras, lesiones de la médula espinal, labio leporino y paladar hendido, donde fue preseleccionada, Dios mediante viajará a Estados Unidos para realizarse una cirugía.
    La pequeña Jael Fiorella pese a su enfermedad no pierde el entusiasmo por la escuela y el año pasado hizo kínder y este año está en el primero de primaria del colegio Fe y Alegría Santa Cruz de la Sierra. “Todo se acomodó, tenía temor que mi hija vaya a la escuela con su deformidad en la espalda y su bajo peso y cause el asombro de sus compañeros y pueda sufrir bullying, pero gracias a Dios las clases son virtuales y tengo fe que el próximo año ella asistirá a la escuela totalmente curada”, expresó Inés, una madre luchadora que no baja los brazos y que transmite su fuerza a Jael Fiorella que es una niña inteligente, tierna y por donde pisa conquista corazones.
    En pandemia la pequeña pasa clases, mira televisión y juega con sus primos.

    EJEMPLAR• Jael Fiorella pasa clases por Zoom, es muy inteligente y aplicada, este año viajará a Estados Unidos para someterse a una cirugía vertebral que le permitirá seguir un desarrollo normal. Nada la detiene, su fe es grande y sabe que Dios le concederá el milagro de la sanación

    Latest Posts

    Publicidad

    Más noticias

    Publicidadspot_img