Primavera

0
296

7 claves para cuidar tu dieta

1 Menos toxinas.
Reduce toxinas facilitando la labor del hígado y la vesícula. En tu dieta en primavera evita irritantes hepáticos: café, fritos, alcohol, azúcar (dextrosa, glucosa, maltosa, lactosa, fructosa, miel), leche (yogur, queso), grasas procesadas (saturadas y trans), hidratos de carbono refinados (pan, pasta, galletas, bollería), aditivos, colorantes y conservantes, alimentos procesados o muy elaborados y carnes rojas.

2Combate el estreñimiento. Es importante que tu tránsito intestinal esté activo, para eliminar toxinas acumuladas durante el invierno por una alimentación inadecuada, la contaminación o el estrés.
Tu dieta en primavera debe incluir alimentos con fibra (cereales integrales, fruta y verdura) que por fermentación bacteriana en el colon generan ácido butírico que acidifica el intestino y favorece la función de la microbiota (flora intestinal), conocida también como probióticos.

3Cuida tu microbiota con probióticos. Para evitar el estreñimiento y estimular tus defensas debes repoblar tu microbiota (flora intestinal). El 80% de la capacidad funcional del sistema inmunitario se localiza en el intestino.
Una microbiota activa también te ayudará a reducir los efectos de las alergias primaverales.

4Más prebióticos. Consume más alimentos prebióticos (son el “alimento” de la microbiota o probióticos) como manzana rallada, espinacas, remolacha, queso de cabra, cebolla y judía roja.
5Mejora tus digestiones. A veces con el cambio de estación también se nota malestar digestivo y/o gases. Para mejorar estos síntomas debes comer con tranquilidad, sentado/a y en un ambiente favorable.
Evita los alimentos más problemáticos, como los ricos en almidón (pasta, arroz, pan y legumbres) y algunas verduras crudas o poco cocinadas, como la coliflor, las coles y la lechuga de hoja ancha.
Consume más kiwi y piña porque aportan enzimas digestivas que mejoran el rendimiento de la digestión.
Evita el consumo conjunto de féculas (pan, pasta, arroz, legumbres) con frutas ácidas, tomate, piña, yogur, azúcar o vinagre.

6Depúrate.
Toma un suplemento puedes depurar tu organismo en 15 días con un suplemento a base de alcachofa.

7Equilibra tu pH.
En primavera es frecuente la astenia que se caracteriza por cansancio y cierta apatía. Para mejorar tu vitalidad debes equilibrar la acidez del medio interno, con un vaso de agua con 2 o 3 gotas de limón en el desayuno.
Consume alimentos alcalinizantes como frutos secos, hortalizas y verduras (que reducen las enfermedades carenciales por agotamiento mineral como cansancio, anemia, osteoporosis, caries, uñas quebradizas, caída de cabello, etc.).

8Descansa mejor.
Es esencial asegurar el descanso nocturno para garantizar la regeneración celular.
Realiza cenas ligeras (ensaladas o platos a la plancha con guarnición vegetal cocinada al vapor). Evita las grasas saturadas, de digestión más lenta o los alimentos curados (quesos, embutidos), conservas, cerveza, vegetales del grupo de las solanáceas (papa, tomate, calabacín, berenjena, etc.), pues su contenido en tiramina, tiene un efecto excitante, similar al de la adrenalina.
Especialmente recomendables son los alimentos con triptófano (plátanos, frutos secos, pavo, atún y cereales integrales).

Fuente: www.dietacoherente.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí