spot_img
sábado ,13 abril, 2024
33 C
Santa Cruz de la Sierra
More

    Retos de la educación en tiempos de pandemia

    - Advertisement -

    P. Nicolás Castellanos

    Hombres Nuevos

    A nuevas situaciones creadas por la pandemia Covid-19, nuevas respuestas y nuevos requerimientos.

    Es voz común que la educación en Bolivia es de baja calidad, deja a los jóvenes por debajo de los niveles correctos de competitividad, limita sus horizontes de futuro. Muchos no tienen posibilidad de estudiar y tienen que trabajar.

    El Estado olvida y restringe la libertad de educación de los padres y lamentablemente no garantiza una educación de calidad a los más pobres y desposeídos. Es tarea prioritaria del Estado, el acompañamiento en los procesos educativos, la participación en ellos de los padres de familia y la formación y capacitación del profesorado, que tiene que ser vocacionado.

    Los retos de la educación, históricamente deficitaria, se han intensificado con la pandemia del coronavirus. Sin calidad educativa y escuela para todos, no se llega al progreso ni se erradica la pobreza, que en nuestro país alcanza un 37%.

    El farolillo rojo en la educación lo integran en América Latina Venezuela, Nicaragua y Bolivia. Ciertamente necesitamos una revolución educativa y ahora con el coronavirus mucho más.

    Me detengo en dos retos. El primer reto es de tiempo en años y en horario escolar. El promedio de años de escolarización en Bolivia es de 8.6 años; los que son más ricos llegan a 14 años. La mujer indígena tiene apenas 2 años de escolarización. Las horas de clase no pueden quedar reducidas a cuatro horas, en Colombia llega a 7 horas. 

    El segundo reto tiene mucho que ver con la innovación y renovación de nuestra escuela anacrónica, memorística y repetitiva. Es urgente y ahora más con el coronavirus aplicar las tecnologías pico a la educación. Actualmente, la pandemia persistente exige una educación virtual. Y dicha educación postula un presupuesto más crecido y abultado, no puede seguir siendo la educación la cenicienta en Bolivia de los presupuestos del Estado. Y si el Estado no pone remedio, la pandemia del Covid-19 hará que se pierda otro año más, como se perdió el 2020.

    Para mí, esos son los retos urgentes, inaplazables de la educación en Bolivia en tiempos de pandemia.

    Latest Posts

    Publicidad

    Más noticias

    Publicidadspot_img